miércoles, 27 de agosto de 2008

La deriva de la noche

Tiro la colilla
y acierto de lleno
en la cortina blanca.
La brasa
se estrella sin sonido
contra el suelo
y miro un niño
que espero no se convierta
en alguien como yo.
Esta soledad es tan perfecta
como la mañana
cuando se descascara
en lentas horas
como humo de relojes.
La deriva de la noche
es toda mía
y no me alcanza.

2 comentarios:

Sancho dijo...

Comentario sobre el diseño del blog: muy bien, me gusta, claro, tranquilo. La foto provoca, claro.

Comentario sobre los poemas: El trash es lo mejor.

Acidita dijo...

Si, trash gusta.
La foto es muy sutil para mi gusto.