martes, 21 de agosto de 2007

Más fácil

¿Y si por un momento
fuera más fácil
que sólo cerrar los ojos?
Caminar
y respirar la ceniza de la tristeza.
Retar a duelo a un ajedrecista,
fabricar un puente colgante de viento,
ser capaz de resumir un beso.
No atender el teléfono,
evitando el próximo cigarrillo.

Miro la sombra de mi mano en la pared.
Hace sonar sus redoblantes
el pelotón de fusilamiento del tiempo.

1 comentario:

Na dijo...

Tengo uno q empieza con una idea similar, jajajaa.