martes, 1 de abril de 2008

Dejáme solo

Acercáte, no me digás nada.
Que sean los árboles que hablen
Que sea tu risa.
Perdamos el tiempo entero
hasta que llegue el alba.
Cerrá la puerta,
no quiero que vuelvas.
Dejáme solo.

1 comentario:

marae dijo...

déjame solo (pero regresa enseguida ;-)