jueves, 21 de junio de 2007

Una sombra

Miro en la pared
el inútil cuadro que me regalaste.
Inútil porque te has desvanecido,
y yo también,
en el giro del tiempo y la distancia.

¿Quién era ese
que te dio unos versos en Septiembre?

Esta aciaga tarde me encuentra
pensando tu nombre, y es en vano
porque ya me siento una sombra.

26 de Noviembre de 2004. (Mierda que es viejo che!)

1 comentario:

just dijo...

los versos de septiembre eran de tu sombra (ella debe engañarte con ella)
y ese cuadro no es tan inutil, esconde a esa sombra que se desliza cuando duermes y te arrastra hasta los zapatos de la desdicha para...(who knows?)
el enigma no debe resolverse para que siga siendo-lo