domingo, 14 de diciembre de 2008

Sin que contestes

No puedo pensar mucho.
Vomito desde la mañana.
Tu ausencia se siente en el teléfono
que
suena

inconsecuente

en otra habitación sin que contestes.

Más tarde.

1 comentario:

Pio dijo...

"hasta que solamente
vos
puedas decirme en tus labios
las cosas que no entiendo"

Cada vez que entro a este blog encuentro cosas con una carga intensísima.