lunes, 3 de marzo de 2008

Amanece

a V.S.
El cuerpo late
y bombea litros de recuerdos.
Una mujer que ahora duerme sonriendo
con la luz encendida.
¿Duerme?
¿Sonríe en sueños?
El cuerpo lo ignora.
Sólo aferra su perfume en la camisa marrón.
Y en la piel.
Piel
por todas partes.
Las manos sostienen el diario de ayer.
No pasó nada.
Nada.
Sólo al cuerpo le pasan.
Cosas.
Besos.
Sus manos,
Su respiración.
Sólo el cuerpo late
bombeando recuerdos.
Amanece.
¿Para qué?

29 de Enero de 2007

2 comentarios:

Na dijo...

terrible
me dejaste sin papabras

La niña santa dijo...

Hermosa. Punto.