domingo, 30 de diciembre de 2007

Si se pudiera prescindir del recuerdo. Y fuera una existencia instantánea. Para que la vorágine de los días no se sintiera sobre los hombros. Volátil, como los sueños cuando arriba el despertar sin piedad. Y dejamos huérfanos a los hijos bastardos de nuestro inconsciente. Yo me voy a ese arrabal imaginario,a esa zona que la mayoría ignora. Pero se intuye, alguna vez: el Leteo triste acaso del silencio.

Voy a ver las cosas como son, en la momentánea foto fija que componen mis pupilas inmensas.

Sombra de sombra del amanecer a través de mis cortinas blancas, transparentes, ineficaces frente al inmediato irrumpir del alba.

Tu callada compañía justifica estas líneas. Es suficiente tu abrazo.

Escaparme del dominio de los relojes, solo esta noche, mientras invento una tacita crueldad en tus labios.

4 comentarios:

humanoide dijo...

che, yo soy uno de los 3 gatos locos que te leen y me copa tu blog. Me embola la poesia, como a todo el mundo, pero qué remedio. De eso se trata, no?

Arte, arte, arte....

Mis polainas.

Abrazo.

shugo dijo...

Gracias humanoide, siempre está bueno que a uno lo anden leyendo.

Otro abrazo para usted. Y a ver si me regala algún librito eh.

Todos Gronchos dijo...

Muy bueno. Nada más, no quiero arruinarlo.

shugo dijo...

Gracias Mr. Groncho, es buenisimo que alguien con su lucidez aprecie lo que se publica aca.